Vídeos de esta lección

the-animals-the-house-of-rising-sunThe House of the Rising Sun (La casa del Sol naciente) es una canción folk de los Estados Unidos. También llamada Rising Sun Blues, narra la vida de alguien que ha tenido poca fortuna en Nueva Orleans (estado de Luisiana). No se conoce el autor. Según la versión, la canción puede ser interpretada desde la perspectiva de una mujer o de un hombre. Las dos versiones más conocidas son la del grupo británico The Animals, de 1964, que alcanzó el primer lugar de ventas en los Estados Unidos y en el Reino Unido, y la de Joan Baez, de 1959-60.

Alcanzó el puesto 122 de la lista de Rolling Stone de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.
La versión de The House of the Rising Sun de The Animals sonaba nueva. Dave Marsh la describe como el “primer éxito de folk rock”.

El escritor Ralph McLean, de la BBC, está de acuerdo con este planteamiento: “Es sin duda la primera canción folk rock”, a la que calificó como “un sencillo revolucionario”, agregó que “el rostro de la música moderna ha cambiado para siempre”.

En algunas versiones, el tema se interpreta desde la perspectiva de una mujer que sigue a un apostador a Nueva Orleans y que termina prostituyéndose en La Casa del Sol Naciente y que aconseja, en fragmentos de la canción, no seguirle los pasos (Not to do what I have done). The Animals la interpretó desde la perspectiva de un hombre, jugador y borracho, que cuenta cómo esta casa es la perdición de varios, y cómo ha perdido su vida inmerso en pecado y miseria.

The Animals comenzó a interpretarla durante una gira de conciertos con Chuck Berry, con quien la utilizó como cierre para diferenciarse de las otras actuaciones que finalizaban con canciones rockeras. Generó una reacción sorprendente por parte de la audiencia, inicialmente reacia. El productor Mickie Most vio en esta versión un éxito en potencia.

Grabada en una sola toma el 18 de mayo de 1964, comienza con el famoso arpegio en la menor del guitarrista Hilton Valentine, que ha sido inspiración para muchos guitarristas. La destacada y particular ejecución vocal de Eric Burdon ha sido definida como “aulladora”,” conmovedora”, y “profunda y gravosa como el carbón del noreste inglés en la ciudad de Newcastle”. Finalmente, el palpitante órgano de Alan Price completa el sonido de la canción.

Burdon diría tiempo después:

“Estábamos buscando una canción que captara la atención de la gente”,
Lo lograron: House of the Rising Sun fue un verdadero éxito transatlántico, llegó al primer lugar en el Reino Unido (julio de 1964) y en los Estados Unidos (en septiembre, mes en que resultó ser el primer número 1 de la invasión británica que no era de The Beatles)