Conseguir los sonidos de Slash, Jimmy Page o cualquier otro guitarrista es posible y fácil de hacer.

 

Una pedalera es un todo en uno con simulaciones de ampli, pedales y micrófonos. Sin necesidad de cables de patch, fuentes de alimentación y que nos permite salir directamente a mesa sin necesidad de microfonía.

Con una pedalera de calidad y usando nuestro oído podemos crear o copiar casi cualquier tipo sonido que escuchemos en cualquier disco, reproducirlo para nuestras grabaciones y llevarlo a directo con mucho éxito. Básicamente como tener un gran arsenal de equipo de amplis y pedales en una pequeña caja metálica.

Simulando de forma virtual el Amplificador, los pedales y la captación del micrófono qué conseguimos? Un total control de nuestro sonido!! Por fin ese técnico sordo dejará de fastidiar todo el trabajo de casa y el local.

Las pedaleras de efectos y emulación han avanzado mucho desde los primero modelos de los 80 y 90, y hoy día son una potente herramienta empleada por multitud de profesionales y amateurs. Su versatilidad y buen sonido las han convertido en una alternativa a los amplis y pedales análogos de toda la vida.

Hoy tenemos aquí una de las pedaleras más potentes del mercado, la Headrush, la nueva apuesta de los creadores de otro magnífico multiefectos el Eleven Rack, que deja paso a su versión actualizada con nuevas funciones, mejor sonido e infinidad posibilidades.

Para empezar La Headrush tienen un diseño que a mi parecer, además de bonito, está muy bien pensado; con pulsadores y botones de calidad, y una carcasa metálica que parece ser muy resistente. Cuenta con 12 pulsadores con pequeñas pantallas sobre ellos y un pedal de expresión conmutable.   

Pero cuál es la mayor diferencia con el resto de las pedaleras que convierte a la headrush en un herramienta increíble? Una pantalla táctil de 7” que nos permite movernos por la interfaz como si de un Ipad se tratase.

Otra de las características para mí claves, y que creo que todos los dispositivos de este tipo deben llevar es la carga de IR’s (Impulse Response) o Respuesta a Impulso en español.

¿En qué consiste esta tecnología? Pues una IR es un tipo de archivo de sonido que reproduce las características sónicas de un recinto determinado, quizá sea un poco difícil de comprender, y de hecho lo es, pues tiene todo un desarrollo matemático que se escapa a cualquiera que no sea un especialista en ello. Pero hablando en cristiano, os bastará saber que lo que hace un IR es simular la respuesta de un altavoz microfoneado. En qué se diferencia un IR con las emulaciones de altavoz que trae la Headrush?? Pues en nada, porque esas emulaciones también son IRs que la pedalera trae de fábrica preseleccionadas por el fabricante.

Sin embargo el uso de IR externas a la pedalera, ya sean gratuitas o de pago, nos permitirá personalizar al máximo nuestro sonido, además de tener modelos de pantalla y micrófonos que no están incluidos de fábrica. Y os aseguro que el poder usar IR es algo que marca la diferencia

¿Cómo funciona la Headrush?

La mayoría de las pedaleras están hechas para ser fáciles de usar, aunque algunas se resisten más que otras. La Headrush es especialmente sencilla, cualquier persona que esté familiarizada con el uso de tablets y smartphones se moverá con soltura por la interfaz de esta pedalera.

 

Si no sabes por dónde empezar piensa que está diseñado para usarse como un equipo analógico, por lo que debemos plantear los efectos como lo harías con tu equipo de siempre. WAH, OD, DS – AMP – CHORUS, REVERB, DELAY  por poner un ejemplo.

 

La particularidad en estos cacharros es que podemos hacer una selección más concreta de los efectos. Por ejemplo: pongamos a un guitarrista con un sonido reconocido que podamos emular: Jimmy Page.

 

Sabemos que usa un Marshall 1959 SLP, buscaremos una emulación de este ampli o similar en la pedalera. Y para esta ocasión vamos a seleccionar una IR de un Marshall de la misma época, con un micro de cinta, que es los más parecido a lo que usaba Jimmy.  Ponemos una reverb Plate para acercar el sonido a las grabaciones de la época. Un Fuzz para los solos.Y un Wha.

De esta forma tan sencilla podemos reproducir el tono de nuestro guitarrista favorito rápidamente no solo para tocar en directo sino también para grabar directamente a tu programa de audio favorito por USB.

 

Ya habéis visto un poco lo que podemos hacer con una pedalera, en próximos vídeos profundizaremos más en las posibilidades de la Headrush. Un Saludo!